17 de julio de 2016

EL LADRÓN DE SONRISAS.


"Por la ciudad de los días grises, Adri avanza con un gran saco.
Tiene un aire misterioso, parece buscar algo".

Así comienza la entrañable y dulce historia de "El ladrón de sonrisas", cuyo protagonista nos ha robado el corazón. Si, si, habéis escuchado bien cuando decimos que nos ha robado el corazón, porque el protagonista de este álbum, llamado Adri, es un niño con unos preciosos ojos verdes que se dedica a ir de aquí para allá con su saco para atrapar las sonrisas de los demás. Ya lo habréis adivinado, Adri es un ladrón de sonrisas, pero ojo, porque cual Robin Hood las utilizará para hacer el bien a los demás...

¿Y como se pueden atrapar dichas sonrisas si todo es gris y todos están tristes?, pues fácil: haciéndolos reír con mil y un trucos que el pequeño pone en práctica. Así, si se encuentra a un niño triste apartado en una esquina, Adri sopla pompas al viento, atrapa nubes dormidas o le habla en rima para arrancarle esa sonrisa. Si en otro lugar ve a alguien que tiembla de frío, nuestro protagonista busca en su saco un buen abrigo: un rayo de sol o la llamarada de un dragón.


Si las calles están tristes, del saco de Adri se escapa una dulce música que impregna todo y a todos haciendo que los enamorados se abracen, los que están discutiendo se callen y es entonces el momento cuando las sonrisas comienzan a trepar por la fachadas, lo que aprovecha el pequeño niño de  profundos ojos verdes para volver a su casa con su saco repleto de sonrisas.


Pero un día Adri se encuentra a una chica sentada en el parque con la mirada perdida, que parece un poco triste. Como siempre hace, se acerca para intentar alegrarla pero la niña ni se inmuta, no le hace ningún caso. Así un día tras otro, Adri sigue acudiendo al parque para intentar hacer sonreír a esta misteriosa niña, pero nada, ni helados de fresa ni estrellas harán dibujar una sonrisa a la chica, ¿qué podrá hacer Adri? ¿Por qué no consigue alegrar a esta niña al igual que a los demás?


No os queremos desvelar el fabuloso final de esta historia, pero os podemos asegurar que os va a encantar tanto como a nosotros. Solo os podemos avanzar que Adri conseguirá su propósito y robará una sonrisa a la niña, pero a cambio ella misma también le robará algo a él, sin que apenas se de cuenta...

La bonita historia de "El ladrón de palabras" ha sido escrita por Susanna Isern inspirada, según ella misma ha contado, en su propio hijo Adriel, al que la ilustradora Raquel Díaz Reguera ha retratado fielmente con sus espectaculares ilustraciones, destacando sus preciosos ojos verdes y su dulce sonrisa.

Ambas llevaban años soñando con poder materializar este proyecto juntas, hasta que por fin lo han logrado gracias a la apuesta que ha hecho la editorial Amigos de Papel, encargada de la edición de este álbum que, como ya os dijimos al principio, os robará el corazón.

JOSÉ CARLOS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada